Vacaciones sin hijos

Protege tus ojos y los de tus hijos!


Esta semana vamos a hacer un post en colaboración con Nuestros amigos de Óptica Molina.




Porque Queremos concienciar a las personas.





Porque es muy importante proteger nuestros ojos y los de los más pequeños. No nos paramos a pensar en la importancia que tiene el que las gafas sean de calidad, hechas por profesionales.




A continuación en Óptica Molina nos explican por qué es tan importante protegernos de los rayos UV y tener unas gafas seguras.









NIÑOS Y GAFAS DE SOL





Es una pregunta a veces frecuente ¿puede o debe llevar mi hijo gafas de sol? La respuesta es clara, ¿y por qué no?
Es frecuente ver situaciones como estas:










Familias MUY reconocibles con un patrón claro, adultos con gafas de sol, niños desprotegidos.




Los ojos de los más pequeños, sobre todo de los niños más pequeños, son más permeables a la luz que los ojos de los adultos. Esto es porque su pupila es mucho más grande y sus tejidos están muchísimo menos pigmentados. Nunca debemos olvidar que...





  1. Antes de que un niño cumpla el 1 año de vida, el 90% de los rayos UVA y más del 50% de los UVB alcanzan su retina.
  2. Entre 0 y los 12 años alcanzan el 60% de los rayos UVA y el 25% de los UVB.
  3. El 80% de la radiación que se recibe por los ojos, se acumula durante los primeros 18 años de nuestra vida.




Remarcamos lo de la pupila por una razón, que una gafa tenga las lentes oscuras no nos indica que protege más, de hecho una gafa sin filtro es peor que no llevar nada y tiene una explicación: Cuando nos ponemos las gafas con lentes oscuras nuestra pupila se dilata ya que la luminosidad que nos llega es menor, pero si la gafa no tiene filtro, los rayos UV siguen pasando y entran en mayor cantidad.





La exposición a los rayos UV puede provocar:





  • Quemaduras
  • Acelerar el envejecimiento
  • Producir cáncer de piel
  • Cataratas
  • Otras enfermedades de los ojos.




Los rayos de sol están presentes hasta en los días más nublados. Durante todo el año. Por lo tanto, como los pequeños pasan mucho tiempo en el exterior...




¿Cómo podemos proteger mejor sus ojos de estas radiaciones nocivas?





Con gafas de sol.





Vamos ahora a la segunda parte, las gafas de sol, ¿qué gafas de sol elegir? Lo primero, siempre en óptica, el asesoramiento y consejos de un profesional son claves para una correcta elección y siempre son garantía de calidad en la protección.




La compra de una gafa de sol en óptica nos asegura de que su marcado CE es el correspondiente a las normas de calidad de Europa, ya que existe un marcado CE que es prácticamente igual pero corresponde a las siglas China Export.




Por otro lado, algunas personas ya adultas pueden pensar que ellos nunca han llevado gafas de sol en su infancia y “no les ha pasado nada” es cierto, pero es alarmante el aumento de operaciones de cataratas en edades entre los 40 y 50 años, ciertamente muy prematuras en lo que al desarrollo de unas cataratas se refiere; a esto podría sumarse algún factor medioambiental como es el deterioro de la capa de ozono, nuestro filtro ultravioleta natural.




Ya que queremos lo mejor para nuestros hijos, cuidemos también su salud visual. Porque los ojos son para toda la vida.










¿Qué os ha parecido?




A mí me ha hecho pensar. Y creo que es muy interesante e importante llevar mucho cuidado con lo que compramos y dónde.




Por eso desde Óptica Molina y una humilde servidora, os pedimos que si compráis gafas para vuestros pequeños, id a una óptica. Tal vez las gafas de ese vendedor sean muy monas o baratas, pero como dice el refrán. "Lo barato sale caro" Y a la larga podemos sufrir las consecuencias.  Aunque en este momento, no nos demos cuenta...




Espero que os haya gustado y sobretodo (que es lo que en realidad pretendo) os haya hecho reflexionar sobre el futuro.




Gracias a todos y os deseamos que paséis una feliz semana!







Comentarios