Parto: Mi Experiencia y Mi Pesadilla Segunda Parte



Llegó el momento de la 2º parte de




Mi parto.





Si te perdiste la primera parte te la dejo Aquí.




Como os iba diciendo pedí la Epidural. No sabéis que mal momento pasé... No soy aprensiva con las agujas, pero siempre que me van a pinchar pego un pequeño saltito de susto/sorpresa. Cosa que nunca he entendido porque sé que va a venir un pinchazo... Pero bueno.




Como muchos sabréis, pero para los que no... La Epidural se pone en la Columna en el espacio entre la segunda y tercera vértebra (empezando desde abajo). Se aplica entre los 4 cm y los 6 cm de dilatación.




Si tenéis pensado pedirla tened cuidado de que no se os pase. Primero me durmió la zona con Anestesia Local y luego colocaron el catéter. El matron tuvo que sujetarme los hombros para que no pegara esos respingos. La Anestesista no paraba de decirme que no me moviera. Pero no lo podía evitar! Estaba nerviosa y me iba a meter una aguja en la espalda! Me dijeron que me sentara en la cama, abrazando la almohada con la espalda encorvada hacia adelante, y que avisara cuando me viniera una contracción.




No podéis imaginar(o si) el dolor. Tenía que esta quieta aguantando la contracción.. Mi reacción era dejar de respirar, y eso es malísimo! Pero leñe, es que me dolía mucho!




Ventajas de la epidural:





  • Sientes las contracciones pero no te duelen. Bueno a mi si me dolía la parte izquierda por mi escoliosis.
  • Puedes mover las piernas pero las sientes como adormecidas.
  • Podrás respirar con tranquilidad, ya que ese intenso dolor de la contracción no lo sientes.




Desventajas:





  • No puedes ingerir alimentos ni bebidas. Lo que solucionaran poniéndote suero.
  • Perdida (no siempre) de la capacidad de empujar (como fue mi caso, luego os lo cuento).
  • Dolores de cabeza. Puede pasar o no. Yo no recuerdo que me doliera la cabeza. Me dolía muuucho más abajo.. jeje
  • Pérdida temporal de la sensibilidad en la Vejiga.
  • Escalofríos y dolores en la zona de la punción. Tampoco recuerdo que me pasará...




Agradezco de veras la paciencia que tuvo esa mujer conmigo. Chuk había tenido que salir mientras me ponían la epidural, entró al poco rato y al preguntarme que tal.




"Pues mucho mejor! Para que tanto sufrimiento si así todo es más tranquilo.." (Decía esto mientras escuchaba a mis compañeras parturientas gritando. Lo que me acojonaba aún más...)




Pasaron las horas y yo seguía en la misma postura para dilatar. Estaba, cansada, agotada, casi para quedarme dormida en mitad del parto... Recuerdo que Chuk me pedía que no me durmiera, que aguantara un poco más...




No diré las horas exactas porque no lo recuerdo. Pero más o menos desde la Epidural que fue sobre las 3 de la madrugada. Hasta las 9.30 de la mañana que entre a paritorio. Me incorporaron un par de veces para que probara a empujar. Cosa que era frustrante porque me decían que no lo hacía bien.. Y yo pensaba:




"Que no lo hago bien? Pero si me he cagado encima! Que lo he notado! Dios, qué humillación!"




Por más que empujaba, y empujaba el niño no salía. Yo sentía la presión de su cabeza pero no podía. Me sentía muy cansada,  frustrada, y culpable. Una inútil que no podía ni parir como era debido...




Gracias a Papá Chuk que me daba ánimos. Chicos, imagino que en esa situación podéis sentiros igual de impotentes por no poder hacer nada más, pero eso ayuda mucho. Lo es todo en ese momento!




Al ver que no empujaba, un señor, un listo se subió a mí abdomen y con toda su fuerza empezó a hacer presión contra mí. Lo que ahora sé que se llama La Maniobra de Kristeller. Una pesadilla, el daño que me hacía. Mientras me decían que empujará. Pero quien cojones podía empujar, si ni siquiera respirar podía con un energúmeno encima de mi tripa.




La Maniobra Kristeller





Desventajas para la madre:





Me estoy agobiando solo de recordarlo...Pero os voy a contar las desventajas (por qué ventajas no hay) de esta maniobra.




  • Desprendimiento de placenta y consecuente hemorragia grave [con peligro de vida para la madre y el bebé]
  • Desgarro uterino [que muchas veces debe terminar con una extirpación y en los casos menos graves fracturas de costilla, hematomas abdominales, desgarros del periné o de los músculos abdominales, entre otros.]




Desventajas para el Bebé:





  • Parálisis braquial obstétrica. Desgarro del músculo esternocleidomastoideo, fractura de clavícula, hemorragia intracraneal, hematoma encefálico, entre otras lesiones menores. Estudios respaldan que el 32% de los niños con trauma asociado al nacimiento fueron sometidos a esta maniobra.




La utilizaron sin informarme, sin mi consentimiento, sin yo saber los riesgos, sin permitirme siquiera cambiar de postura, ponerme en cuclillas por ejemplo. Para que la gravedad me ayudase a empujar. Una vergüenza y algo que procuraré no volver a vivir, empezando por no volver a ese hospital a parir.




Después de varios intentos de que empujara inútiles, me pasaron a paritorio, sin mi marido. Alegaron que si era un parto instrumentado no podía estar presente. Y si era natural le avisarían para entrar.




Ya en paritorio,  volvimos a intentar empujar, pero era inútil. Por lo que decidieron utilizar los fórceps.




Y como predijeron, Chuck no podría entrar. Mientras preparaban los fórceps, me dijeron que en cada contracción siguiera empujando, mientras ese señor volvía a subirse a mi abdomen a seguir formando parte de esa pesadilla.




Doy gracias por estar hasta arriba de epidural y no haber podido notar nada. Por qué? Me hicieron la correspondiente Episiotomía, que como sabéis es un corte en el Periné. Que se hace en el lado derecho, pero yo la tengo en el izquierdo. Nunca me explicaron porque..




En muchos países la Epi, está prohibida, al igual que la maniobra Kristeller.




Pero aquí se sigue practicando rutinariamente y sin consentimiento de la madre. Además de que la maniobra Kristeller no figura en el informe de parto para evitar querellas....




Y también hay que saber, que no previenen desgarros. Por ejemplo mi caso, me cortaron y me desgarre hasta casi llegar al Ano. No recuerdo cuánto me dijeron, ni siquiera cuántos puntos. No quería saberlo.




Cuando sacaron a mi bebé, que para más inri no me dejaron hacer el Piel con piel. Lo tuve un segundo hasta que cortaron el cordón y se lo llevaron a limpiarlo. Mientras me cosían, al menos podía verle de lejos como le hacían la prueba del Apgar, y como se le caía la baba a Chuck con su recién estrenada paternidad.




Me hicieron sentir como una Vaca más que va a parir (no por gorda, me refiero al animal en sí) una parturienta más, otro número en el listado.




Sé que después de Leer esto muchas futuras madres se echarán las manos a la cabeza de miedo. Pero si me permitís aclarar una cosa. Esta experiencia, aunque me sigue causando pesadillas, y malos recuerdos, volvería a ser madre otra vez. Pero con la sabiduría de no acudir de nuevo a ese centro con esos profesionales, que no tienen ningún respeto por el parto ni los pacientes. Si alguna vez me quedo embarazada de nuevo, me colaré en otro hospital del que me han hablado maravillas.




Después de eso, todo fue hacernos a la idea, aprender a poner pañales y empezar con nuestra lactancia. Lo que fue un poco duro al principio como os hablo en mis primeros post.




Creo que no olvido nada, si no es así editaré y os avisaré. Espero que os sirva de algo mi experiencia y no os asustéis demasiado...




Bloguera Novata




Vida después del Parto




Lactancia Materna




También os dejo un enlace con un listado de los hospitales donde se ha practicado la Maniobra Kristeller. Antes de acudir a tu hospital. ¡Infórmate!




http://www.elpartoesnuestro.es/sites/default/files/public/blog/20140626KristellerFINAL/informe_stopkristeller.pdf




Gracias por leer. Un abrazo!


Comentarios