Conoce las 12 funciones de los Vigilabebés. Echa un vistazo a la Cámaray quédate tranquilo!


Funciones y utilidad de un vigilabebés




Ser padres es sin lugar a dudas la mejor experiencia que te puede ofrecer la vida, como bien explica Mamá Adanyl constantemente en su blog. Es una alegría plena y profunda, difícil de describir. De repente tienes el bebé entre tus brazos y toda tu vida da un vuelco.




Además de ser la mayor alegría, tener un hijo está cargado de responsabilidades que te ocupan las 24 horas del día.




En muchas ocasiones esto puede resultar frustrante porque sientes que no tienes tiempo para hacer otra cosa más que cuidar al bebé. Lo haces y te encanta, pero sufres porque no tienes tiempo suficiente en el día. Te gustaría por ejemplo poder concentrarte más en lo que estás haciendo, en tus tareas del hogar o en el trabajo que has de acabar en el ordenador.




Es en estos casos cuando la tecnología se pone al servicio de padres y madres.




Los vigilabebés son unos aparatos con los que podrás escuchar y observar a tu hijo estés donde estés. De esta manera, con solo echarle un vistazo podrás quedarte tranquilo de que se encuentra bien y así tú puedes seguir concentrado en tus tareas.




Ya no tendrás que levantarte en mitad de la noche para comprobar cómo está el niño.




Ya no tendrás que ir a su habitación porque te parece que has escuchado un ligero ruidito.




Ya no tendrás que sentirte mal por estar concentrado en tus tareas y no saber si tu hijo está bien.




Gracias a un vigilabebés con cámara, basta con echar un vistazo a la pantalla y te quedarás tranquilo inmediatamente.




12 Funciones del vigilabebés





Con el objetivo de que entiendas mejor para qué sirve y cómo se usa un vigilabebés, en Vigilabebesya.com hemos reunido las 12 funciones principales en esta simpática infografía.




Espero que te guste.









Pasamos a continuación a explicarte con más detalle dichas funciones.




1. Función de audio





La función original de un vigilabebés era simplemente poder escuchar a tu bebé. Al modo de los tradicionales walkie-talkies tendrás un aparato en la habitación de tu hijo (terminal del bebé) y otro aparato para ti (terminal de padres). Gracias a la función de audio podrás escuchar lo que pasa en la habitación de tu hijo en todo momento.




2. Vídeo





Con las mejoras en la tecnología, además de poder escuchar a tu hijo también puedes verlo. Para ello, la unidad del bebé está dotada de una cámara y la unidad de padres de un monitor o pantalla tipo LCD. Las pantalas normales suelen tener un tamaño entre 2 y 3.5" (pulgadas). Esta es la dimensión de la diagonal de la pantalla.




La verdad es que la introducción de la imagen en los vigilabebés fue un gran salto cualitativo. Con los escucha-bebés (vigilabebés que solo tenían audio) siempre te quedaba la duda de si tu hijo estaba bien cuando estaba en silencio.




3. Temperatura y humedad





Ahora puedes saber cuáles son las condiciones en las que está tu bebé allá donde estés. Con el sensor de temperatura y humedad podrás saber si tu hijo tiene calor o frío.




Además los vigilabebés con esta función suelen tener una alarma configurable de manera que pita cuando la temperatura sube de la máxima o baja de la mínima. Así no tendrás que estar pendiente.




4. Control remoto





Una de las mayores virtudes de estos intercomunicadores de bebé es la posibilidad que tienes de manejarlos en la distancia. En muchas ocasiones podrás orientar la cámara desde el monitor de padres gracias a unas simples flechas direccionales. También podrás activar diferentes funciones, de manera que no tengas que acceder a la habitación del niño y que se despierte.




5. Nanas





Para ayudar a que tu hijo se duerma, se quede más tranquilo o simplemente para que disfrute, los vigilabebés tienen una serie de melodías polifónicas pregrabadas en la unidad de bebé que podrás activar. El número es variable, entre 3 y 10 normalmente. Verás que son muy conocidas y que... ¡realmente funcionan!




6. Luz de noche





Cuando tu hijo se despierta por la noche, o ves en tu monitor de padres que está empezando a moverse o inquietarse, lo mejor es que entres tranquilamente en su habitación para calmarlo.




En muchos vigilabebés encontrarás una función muy útil: se trata de la luz de noche, que por un lado acompaña al niño para que se sienta menos solo y, por otro, permite que entres en su habitación sin que tengas que encender la luz. Esta luz de noche es suficientemente tenue como para no interrumpir su sueño pero de una intensidad adecuada para que no te tropieces cuando entres. ¡Es muy práctica!




7. Comunicación bidireccional





Habrá ocasiones, sin embargo, en que no sea necesario que entres para calmarlo y unas pocas palabras tuyas le ayudarán a relajarse.




La función de comunicación bidireccional te permite hablar a tu hijo. Para ello, los vigilabebés incluyen un micrófono en el terminal de padres y un altavoz en la unidad del bebé. Generalmente, la voz de los padres es más que suficiente para que el niño recupere la tranquilidad y vuelva a dormirse.




8. Terminal inalámbrico





Con el objetivo de ofrecerte la máxima libertad mientras te mueves por la casa, los monitores de padres pueden funcionar mediante batería o pilas. Aunque tienen una duración determinada y al cabo de ese tiempo tendrás que recargarlo con el cable (como los teléfonos móviles) encontrarás esto muy útil para hacer tus tareas cotidianas en la casa con la tranquilidad de poder vigilar al bebé allá donde vayas.




Podrás llevar tranquilamente tu monitor en el bolsillo y mirarlo siempre que quieras. Sin ataduras de cables. La única limitación de distancia es el alcance máximo del vigilabebés, que suele ser superior a 200 metros.




9. Visión nocturna





Los vigilabebés actuales no solo disponen de cámara para las horas del día sino que son perfectamente útiles durante la noche. Gracias a la función de infrarrojos podrás ver cómo está tu bebe en blanco y negro pero con bastante nitidez.




Por lo general las cámaras tienen una fantástica capacidad de adaptación a las diferencias lumínicas y activan de manera automática la función de infrarrojos.




10. Orientación y zoom de la cámara





Mientras que las cámaras de algunos vigilabebés son fijas y tendrás que orientarlas manualmente, en otros verás que puedes hacerlo desde el terminal de padres. Así tendrás la posibilidad de girar la cámara en ángulos de casi 360º para abarcar toda la habitación.




La función de zoom también es útil si quieres enfocar alguna zona concreta de la habitación.




11. Modo VOX o ECO





Los vigilabebés con cámara suelen tener 2 modos:




  • Modo NORMAL: en este modo la pantalla se mantiene constantemente encendida. Es ideal durante el día, cuando quieres tener la posibilidad de echar un vistazo siempre que quieras.
  • Modo VOX: también llamado ECO, mantiene la pantalla apagada y solo se enciende cuando la cámara detecta ruido o movimiento, dependiendo del modelo de vigilabebés. Este modo de funcionamiento es ideal para la noche puesto que evitas que te moleste la luz de la pantalla.




12. Alerta visual por LEDs





Es posible regular el volumen de sonido que sale del monitor de padres. De esta forma, si no quieres que te moleste el ruido, puedes silenciarlo completamente.




Incluso de esta manera, el vigilabebés te avisa del nivel de ruido en la habitación del bebé. Disponen de unas luces LED que se encienden en función de la intensidad del sonido existente en la habitación del pequeño.




Conclusión





Los vigilabebés constituyen una de las herramientas más útiles que la tecnología ofrece a los padres. Sin duda ganarás en tranquilidad y también ayudarás a que el pequeño duerma mejor, ya que no interrumpirás tanto su sueño.




No todos los modelos del mercado cuentan con las 12 funciones que se han presentado. Selecciona las que consideras más importantes y encuentra el modelo que más se adecua a tus necesidades.




Espero que os haya resultado de utilidad esta información y os animeis a comprobarlo por vosotros mismos.

Comentarios