Sentimientos encontrados. Dame un respiro...


Se lo que puedes pensar al leer el título. Pero cuando empiece a explicártelo estoy segura de que me entenderás muy bien...

Cuando nuestro hijo es bebé, es complicado, pero es fácil. Cuando es bebé, y no camina, tú le llevas con el carrito a donde haga falta. O en cambio lo llevas en la porta bebé... A salvo, seguro y calentito en tu pecho... entre tus brazos.

Cuando comienza a caminar, corres detrás de él intentando evitar que se "descalabre". Quitando todo lo que sea potencialmente peligroso. Lo llevas al parque, pero como aún no es capaz de valerse por sí mismo estas ahí con él.

Tú le subes al tobogán. Tú le subes al columpio, y le meces. Tu...haces todo lo que haya que hacer, que no puede hacer por sí mismo. Y es tan gratificante porque sabes que junto a ti, no corre ningún peligro. Tú velas por él.

Pero... ¡Qué pasa cuando comienza a querer hacer todas esas cosas por si mismo? Yo te voy a contar lo que sentí, el día que Superboy creció en ese sentido.

En el parque que vamos habitualmente, está el típico parque infantil...

Donde juegan otros niños, algunos con sus padres (los más pequeños) Otros por su cuenta, ya de mucha más edad.

Hace pocos días mi pequeño bebé no era capaz de subir a ese parque sin mi ayuda, (aún no es capaz) hace poco no era capaz de bajar del tobogán sin darme la mano.



Puedes ver en la imagen que hay dos niveles en el parque. Superboy antes solo se subía al más bajo. Que todavía no puede subir esas escaleras el solo. Desde hace unos días, ya no es así. Le ganó la curiosidad, esa curiosidad que caracteriza a los niños. Y se subió a lo más alto. Yo le ayudo a subir las escaleras, se tira por el tobogán y vuelta a empezar. Siempre lo mismo, pero siempre era divertido.

Ahora hay algo aún más divertido. el siguiente nivel.

Cuando lo vi que subía y no podía evitarlo. Me empezaron a temblar las piernas, me puse a sudar, nerviosa, y a pedirle que volviera con mamá.
-Cariño, baja de ahí. Te vas a caer. Te puedes hacer pupa, venga, ven conmigo... Dame la mano. Hijo, cariño, por favor... 

Solo me quedaba subirme al parque y bajarle. Pero me paré un momento y pensé.
-Bueno, el parque... sí, es muy alto (o a mí me lo parece... Mido 1,64 maaaas o menos... no vamos a entrar en muchos detalles. XD) Parece que se divierte... además no hay muchos niños, así que no van a estar apretados (tengo un poco de agobio con los sitios pequeños y llenos de gente)

Vale Ana, respira.



Juega con él, a lo mejor en 5 minutos se cansa y quiere bajarse... Pero se lo está pasando tan bien... Venga, tranquila. Se ríe... estáis jugando al cu cu tras. Está jugando con las cositas esas que le han puesto al parque...  Se divierte. Respira...
-Ay, que no lo veo. ¿Dónde está? a que se intenta bajar solo y se abre la cabeza? Ah, no. está ahí. Ufff... Vuelve a respirar.


-Venga, tranquila. Sigue jugando. Seguro que en nada quiere bajarse otra vez. Solo tienes que, No perderle de vista... Y procurar ser más rápida que él si camina hacia el borde.- Pensaba yo, hacia mis adentros... XD


Ya comienza la época de jugar a su voluntad.


Donde quiera y como quiera. Y yo solo puedo observar, vigilar y esperar que no le pase nada. No es algo que se pueda evitar... los niños son niños y hacen travesuras... juegan... tropiezan... se hacen heridas...

Así que confié en él, confié en mi misma. Y no mucho rato después, muy prudentemente, me pidió la mano para ayudarle a bajar...

Entonces pude volver a respirar con tranquilidad... Sí, aún puede tropezar, si aún corre peligro. Pero, qué quieres que te diga... No es lo mismo tropezar con una baldosa y caer. Que caer desde una altura de... casi dos metros?

Vale, no sé cuánto mide exactamente el parque infantil. Pero a mí me parece muy alto para un pequeño de 22 meses... ¿Siempre me va a parecer tan alto y peligroso?

¿Siempre voy a sentir esta ansiedad, esta angustia por temor a que se haga daño?


Me consoló mucho oír, cuando mi pequeño ya había bajado y estaba a salvo en el suelo. Oír a otra madre preocupada porque su pequeña también se había subido al nivel más alto del parque. Ella en cambio, le pidió a otro niño que llevase a su hija de la mano hasta ella, para bajarla. No sé, a lo mejor su hija era más pequeña. A lo mejor yo hice mal y tendría que haber bajado a superboy de ahí enseguida..

Pero con lo bien que se lo estaba pasando. Con lo que se estaba divirtiendo, me daba pena...

¿Y tú, te sientes igual que yo?

¿Habrías bajado a tu hij@ enseguida? ¿O esperarías a que bajara voluntariamente?
¡¡Que tengas una feliz semana!!


Comentarios

  1. Hola guapa, como te comprendo!!!!
    Y si, a mí me pasa lo mismo no solo con la peque que tiene 2 años sino con la mayor también y tiene 8.
    yo creo que esa angustia, no se nos va a quitar es el instinto de protección que tenemos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo todavía no soy madre pero creo que cuando lo sea me va a dar un infarto el dia que mi niñ@ empiece a querer hacerlo todo por sí mismo. Yo tengo la experiencia de cuidar a mis primos pequeños y me daba algo cada vez que veía que lo querían hacer todo ellos y no querían ayuda jajajajaja..... yo no dudo que seré buena madre, pero me va a costar muchos disgustos y angustias jajajajaja..

    Un besoo guapa!

    ResponderEliminar
  3. Lo recuerdo perfectamente de cuando los míos eran de la edad de Superboy, al igual que tú lo pasaba super fatal en el dilema de deja hacer y el instinto de sobreproteger!! Yo es que veo que para esa edad son muy altos los juegos de los parques y además como tienen más de una salida es difícil controlarlos y te estresas más!! Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo soy de las que le dejaría subir y de las que le daría mensajes positivos por hacerlo. Me debatiría entre acompañarlo arriba o correr debajo para evitar una caída. El temor de que se haga daño...se lleva como se puede pero siempre intentando que los miedos del adulto no interfieran en el buen hacer del hijo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu comentario. Supongo que este miedo viene con el carnet de madre.. jajaja Intentaré que no me domine y dejarle disfrutar. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Entonces la solución es que lo hagan más bajitos.. jajaja Claro, es que con tantas salidas, cuando no le veo me entra un miedo increíble de dónde irá, qué salida? se caerá? Ains! madre mía! jaja Pero no se puede evitar no? Y seguro que te pasa con todos los hijos que tengas.. xD un beso guapa!

    ResponderEliminar
  7. jajaja Seguro! Porque aunque los primos los queremos mucho y nos importan, te aseguro que un hijo es completamente diferente.. Ya lo verás! Seguro que serás una madre genial! un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  8. Entonces habrá que aprender a controlarla .. O al menos eso voy a intentar.. Gracias guapa! que tengas una feliz semana! ^^

    ResponderEliminar
  9. Como dice mi madre, el estado natural de una madre es "preocupada". Preocupada cuando nace si está sano, cuando le salen los dientes, los primeros males, las primeras caídas, el primer dia de guarde, el cole, etc... Preocupadas cuando salgan a la discoteca, cuando traigan a su primer amor... Es la parte mala de las mil buenas que trae ser madre...Por cierto, yo deje al mío subido y se cayó de cabeza y lo agarre en el aire... Mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
  10. Yo estoy ahora en esa fase y por suerte vivo en una urbanización cerrada con la libertad de que pueden estar sin miedo a coches,..etc.. Lo que tú dices también me pasaba al principio pero, yo le dejo y me sorprende lo precavido que es!

    ResponderEliminar
  11. Nosotros también tenemos parque en la urbanización, pero no bajan niños.. Todos se van a los parques de las calles. Así que yo también lo llevó allí para que interactúe con otros niños. Parece que no, pero son muy precavidos con algunas cosas.. jaja Con otras cosas le llamamos "nuestro kamikaze" XD

    ResponderEliminar
  12. jajaja me ha encantado eso. Estado "preocupada" Es para poner en el Facebook jajaja Y menudos reflejos los tuyos! Olé tú!! madre mía. Seguro que casi se te sale el corazón del pecho.. :( Menos mal que pudiste agarrarlo.. Gracias guapa! un besazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario