Cuando cada padre tiene diferentes ideas de crianza. ¿Qué podemos hacer?


Cuando lo de ser madre/padre solo era un pensamiento, y bromeábamos Chuck y yo sobre qué tipo de madre/padre seríamos, yo siempre le decía.


"Seguro que yo seré la mala, la que siempre ande regañando y tú el consentidor"

Y ¿Cuál es la realidad? ¿Cómo hemos acabado siendo?

Pues no es que uno u otro sea el malo. Los dos regañamos a Alex cuando hay que hacerlo. Pero en algunos aspectos de la crianza tenemos diferentes puntos de vista, y muchas discusiones si sale el tema. Por ejemplo:

Por las noches (no todas) hay veces que Alex se despierta llorando, y a pesar de los esfuerzos de Chuck por calmarlo solo deja de llorar cuando soy yo la que está. Incluso aunque no me vea, con solo oír mis pasos, o tocarle la espalda con la mano, ya sabe que estoy con él y se calma, o pide mis brazos.

Ha llegado a tal punto su necesidad de estar conmigo que muchas veces, aparta a Chuck con la mano, lo empuja, le quita la mano de la cuna y coge la mía. Y esto a mí me sabe fatal por Chuck, pero he leído que es una fase y no le doy más importancia.

El auténtico problema viene cuando Alex no se calma bajo ningún concepto, a no ser que duerma con nosotros. Cosa que a mí no me importa, bueno, en parte sí. Por qué se mueve mucho, da patadas, manotazos, cabezazos... Y en lugar de dormir a gusto terminamos apaleados por un pequeño terremoto.

Pero repito, que aun así no me importa que duerma en nuestra cama con nosotros. ¿Porque?

Por qué me parece una soberana pérdida de tiempo y de sueño, el estar de pie en su cuna para calmarle, o la moda de ahora que ha introducido Chuck: Manta al suelo y dormir junto a su cuna hasta que se duerma. Pero que no es hasta que se duerme, porque también nos quedamos dormidos nosotros y nos levantamos unas horas después con la espalda molida y muertos de frío. Que ya tenemos unas temperaturas majas por la noche. O bien, que el otro esté pendiente (osea que no te duermas) para despertar al otro del suelo y mandarlo a la cama.



Hay otra opción es quedarte de pie junto a su cuna, acariciando al niño, cantándole y diciéndole que no pasa nada hasta que termina por dormirse. Y si te vas y no se había dormido del todo, vuelta a empezar. Y así hasta cuándo?

Aunque mi opción pueda parecer de perezosa (si lo reconozco) pero lo prefiero mil veces. Porque la falta de sueño a mí me pone de muy mal humor. Y estoy al día siguiente que no me aguanto ni yo. Por qué es mejor la primera opción?

Sabes lo que me gusta dormir con mis chicos en la misma cama? Y lo que me gusta despertarme con besos y abrazos de mi pequeño? O que me coja la cara cuando cree que estoy dormida y me acaricie? O que me coja la cara con sus dos manitas, o me abrace y se intente dormir? Y encima sonriendo. Si, que lo puedo ver. Es mi pequeño paraíso. Y me encanta. Por qué tendría que cambiarlo por estar de pie en su cuna a disgusto hasta que se duerma?

Bueno hay una tercera opción y es meterme en su cuna a dormir con él. Por suerte nos regalaron una cuna convertible de 1,40m Pero aun así, tienes que dormir encogido.

Yo creo (sin haber hablado del tema, porque está enfadado por llevarlo a la cama a pesar de que él no quiere) que a Chuck le preocupa que esto de dormir los tres juntos dure mucho tiempo. O que ya lo ve mayor como para dormir el solo sin rechistar. No lo sé.

¿Y Hasta cuando dormir los tres juntos?


Pues mira, no lo sé. Ya se verá, no ha cumplido ni los dos años, y necesita a sus padres cerca algunas noches para poder dormir tranquilo.  ¿Por qué tengo que tratarlo como un adulto si no lo es? Es un niño, mi niño y nos necesita. No quiero tener que arrepentirme de nada, no quiero verlo de mayor y pensar que tendría que haber disfrutado más. Siempre nos dicen que crecen muy deprisa, y estoy segura de que algún día será independiente y querrá dormir solito. ¿Por qué hay esa necesidad de adelantar las cosas? No crees que todo llega a su debido tiempo?

Conclusión: Que ni yo he acabado siendo la mala que siempre regaña, ni él, el consentidor que se lo da todo. Ni viceversa. Tenemos nuestras cosillas y discrepancias. Las cuales intentaremos solucionar como podamos. Es posible que tenga demasiado instinto de madre protectora?

PD: Este post no es para poner verde a nadie, ya lo sabes. Es un desahogo y una reflexión mía.

Si tienes algún consejo, o quieres contar tu experiencia te lo agradeceré un montón! Me encantaría saber tu opinión!
Un besazo y feliz semana!

Comentarios

  1. Es un tema muy complicado el de la crianza. Si además se choca con la otra parte... ¡para qué queremos más! Papá³ y yo chocamos en ciertas cosas, la manera de educar es una de ellas. No es que nunca estemos de acuerdo, que no es así, es que tener distintos puntos de vista es inevitable.
    Nosotros siempre intentamos llegar a un punto medio, pero a veces es imposible. Por ejemplo, en tu caso, no puedes dejar al niño medio dentro medio fuera de la cama. Así que a veces me toca ceder a mí y otras, ceder a Papá³.
    Yo creo que lo importante es tener un consenso en líneas generales. Y a partir de ahí, ir limando detalles como buenamente podamos, ¿no?
    Ufff... ¡qué difícil! :D

    ResponderEliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo contigo.... es más te diré que mi hija duerme con nosotros , la echo en la cuna pero ala as tres horas como mucho ya se despierta la metemos en la cama y a dormir, ella la que mejor porque nosotros salimos a días destrozados pero o medio dormimos todos o no dormimos ninguno.
    Nos estamos planteando el ponerla ya en su cama pero van pasando los días y seguimos igual., en el fondo yo creo que estamos encantados los tres de dormir juntitos a pesar de estar ajustados jeje.
    Que tengas buen día.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que es normal, criar se suele hacer entre los dos y como cada persona es diferente siempre surgen conflictos y discrepancias. Que te voy a decir yo que si no hemos tenido mil discusiones por la crianza no hemos tenido ninguna y la fuente principal también ha sido el colecho de 3!!! Y mira si llevamos años, que mi peque que ya es bastante mayor aún se nos aparece por ahí en mitad de la noche!!! Pero al fin y al cabo, y aquí hablo desde mi experiencia personal, el hablar y tener diferentes puntos de vista tener acuerdos y demás contribuye a aumentar la cohesión como pareja. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Yo pienso igual que tú. Por suerte mi marido también. Mi hijo antes de los dos años dormía con nosotros todas las noches y cuando se dormía lo llevábamos a su cama. Y de un día para otro cambiamos esa rutina y ahora duerme toda la noche en su cama salvo contadas ocasiones que se despierta y para nuestra cama. Son fases, todo pasa y ningún niño duerme hasta los 15 años con los padres.

    ResponderEliminar
  5. Bueeenoooo, imagínate nosotros que cuando el peque era de esa edad vivíamos con los abuelos y entonces eran 4 personas opinando! Que "no lo metas en tu cama", que "los niños deben dormir solos", "déjalo llorar", el niño está llorando y me da pena.. dos días intente hacerles caso y no pude, verlo llorar agarrado de su cuna como un mono en una jaula NO! Al final tardaba menos en dormirse en brazos! (luego supimos que son su tipo de autismo se calman estando apretados piel con piel) Menos mal que al final pudimos independizarnos y ahora el peque es feliz, se mete en nuestra cama y cuando se le cierran los ojos el mismo se levanta y se acuesta en la suya! Lo único bueno de aquello es que mi marido aprendió que hacerme caso siempre tenía mejores resultados que todo lo que nos decían...jejejeje

    ResponderEliminar
  6. jajajaja Me parto contigo! olé tú!! XDDD Yo también he escuchado esas frases de otras personas. Sobre todo cuando era bebé, también he intentado hacer caso a los demás y que duerma en su cuna. Pero no soporto escucharlo llorar, me dan ganas de llorar con él. Y por supuesto entiendo que no podemos estar de acuerdo en todo. A ver si podemos hablarlo. Gracias por tu comentario guapa! un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Igual que nosotros. Después de cenar lo acostamos en su cuna, y si se despierta llorando lo llevo a nuestra cama. No son todas las noches, aunque pueda pasar algunos días seguidos despertándose. Pero como tú dices, ningún niño duerme con sus padres hasta los 15! jaja Si se diera el caso ya si me preocuparía. Pero crecen tan deprisa y luego nos volvemos tan desapegados de nuestros padres, por independencia.. Que quiero disfrutarlo todo lo que pueda! Gracias por pasarte y comentar! un besote!! ^^

    ResponderEliminar
  8. Gracias Montse! Espero que podamos hablarlo y llegar a un intermedio. Es normal que tengamos discusiones, y sobre otros temas también discutimos, pero vamos intentando hablarlo. Ya veremos qué pasa.. xD un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  9. Nosotros también nos planteamos cambiarlo a la cama. Pero se plantea otro problema. Y es que con la cama tendrá más fácil bajarse y venir a nuestra cama cuando quiera. o peor aún, (que este chico es muy independiente a ratos) que se baje de su cama y se ponga a trastear por casa sin que nos enteremos. Como el otro día que me levanté y estaba en el salón intentando echar agua en un vaso, mojo el teclado y tooooda la mesa. Imagínate!! jaja Gracias por pasarte y comentar! un besazo!! ;)

    ResponderEliminar
  10. jajaja No, no podemos dejarlo medio dentro, medio fuera.. XD Tienes razón, no podemos estar de acuerdo en todo y en muchas más cosas discrepamos. Y aunque intentamos hablarlo y llegar a un punto medio es muuuy complicado. Sobre todo si el tema sale en alguna reunión familiar. En esas ocasiones procuro (si puedo) dejar clara mi opinión y luego hablarlo con mi marido. Y no meterme en más discusiones. Pero si, es muy muy difícil. A ver si podemos hablar y medio solucionarlo.. xDD gracias por pasarte y comentar. un besazo!! ^_^

    ResponderEliminar
  11. Al final la crianza es un trabajo de los dos, en el que hay que negociar y trabajar juntos en la misma dirección. Nosotros tenemos claro que lo que queremos es dormir y pasándola a nuestra cama a partir de cierta hora no perdemos ni medio minuto de sueño. Y eso que al principio el papa no quería!! Los niños al final salen dela cama de sus padres así que, que no cunda el pánico!! Ánimo!!!

    ResponderEliminar
  12. Exacto! Que no cunda el pánico!! jajaja Muchas gracias por pasarte y contar tu experiencia, te lo agradezco un montón! un besazo y feliz semana!! ^^

    ResponderEliminar
  13. Ufff, el tema de las diferencias de opinión en la crianza es complicado. En mi caso, con Papá Rosquillas pensamos y actuamos similar, aunque yo soy la estricta y él es más laxo y eso, a veces, nos origina conflictos. Pero con los abuelos que son de otra generación y tienen una muy distinta manera de pensar y ver las cosas, cuando nos vemos estamos a pelea diaria, nos criaron de manera taaan diferente. besitos!

    ResponderEliminar
  14. Esa es otra, la diferencia de opinión con el resto de la familia. Pero yo en esas ocasiones prefiero asentir y luego en mi casa hacer lo que crea mejor.. jajajaja Prefiero discutir con el padre de mi hijo. Que es el que lo está criando.. Aunque discrepamos en algunos temas, es la opinión que me importa de verdad. :P Muchas veces se hace difícil pero ahí vamos intentando pasar las dificultades jeje un besazo!

    ResponderEliminar
  15. Indispensable post. Yo siempre digo que hay que ir "a la una", ser un equipo, si no lleva a discusiones y problemas mayores.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Y sobretodo evitar que terceras personas se involucren. Yo más de una vez me he sentido muy sola discutiendo una cuestión de nuestro hijo con otros. Por eso, ahora si tenemos que discutir algo lo hacemos en casa. En la privacidad y sin personas de por medio. Gracias por pasarte! un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario