Hace un año, en un día como hoy


Hace un año. En un día como hoy, estábamos en el hospital.


Alex necesitaba otra transfusión de sangre. Fue un día algo frustrante. Porque Superboy ya comenzaba a darse cuenta. Se movía. Se tocaba la vía. Quería jugar en esos pequeños momentos en que yo y mi suegra (que me acompañó ese día) conseguimos distraerle.



Guardé la compostura. Fui una madre fuerte. Pero algo cambio cuando llegué a casa. Se me vino el mundo encima.



Contemple a mi pequeño dormido plácidamente en su cochecito. Pensé en el día que había pasado y lloré. Sin remedio. Lloré de rabia e impotencia. No quería eso para él. Quería quitarle ese sufrimiento y no podía, de ninguna manera.



Hoy, viendo imágenes de cuando era tan chiquitín. Viendo imágenes de ese día. Me ha venido a la mente esos sentimientos. Ese momento de no poder más. Y doy gracias porque ya pasó.



¡Gracias!

Comentarios

  1. Sonia Animalitostuyyo30 de mayo de 2016, 7:33

    ¡Suerte que ya pasó Ana!! Siempre hay que quedarse con el lado positivo de, incluso de los malos momentos, porque nos ayuda a crecer y nos hace más fuertes. ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Aprendemos con mamá30 de mayo de 2016, 10:52

    Me alegro mucho de que la situación haya mejorado. ¡Mucho ánimo!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Tienes mucha razón! Muchas gracias, ¡un besote!

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchas gracias! Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario