Relación entre Esferocitosis (anemia hemolítica) y Malaria

Hace unos días Chuk tenía cita con un hematólogo.


La razón era que después de un análisis de sangre vieron que tenía el hierro más alto de lo normal. Cuatro veces superior a los parámetros máximos que se puede tener.



De primeras el hematólogo dijo que había que pegarle una pequeña colleja a la de digestivo qué fue la que le derivo a él. Porque teniendo desde hace tantos años una enfermedad hepática y crónica como la hepatitis B. Pues esos números eran medio normales. Pero que había que controlarlo. Pues bien.

Además, le explicó de dónde venía la esferocitosis y que de seguro a Superboy le extirparan el bazo en algún momento. (Cosa que ya sabíamos y esperamos con cierta ansiedad.)

¿Qué relación hay entre la esferocitosis y la malaria?


Para empezar, explicaré un poco lo que es la malaria.

Es una enfermedad causada por parásitos, que se transmite a través de mosquitos infectados a humanos. Es especialmente abundante en África y Asia.

Los parásitos de la malaria infectan los glóbulos rojos de la sangre. Se fijan en sus fibras las rompen y se propagan a otros glóbulos rojos. Durante algunas décadas se investigaba como había personas inmunes, y otros eran tolerantes a la malaria.

Hasta que se descubrió que se debía a un gen mutado que provocaba que los glóbulos rojos tengan forma esferoidal. Esta forma ayuda a que el parásito de la malaria no se fije en los glóbulos rojos. ¿Impresionante verdad?



Se debate la idea de que este gen mutado que provoca la esferocitosis sea una reacción/consecuencia del cuerpo de nuestros antepasados para sobrevivir a la malaria. Que no por ello te hace invencible, ya que estos glóbulos rojos son más débiles, se oxidan con mayor facilidad y el bazo los destruye.

Como ya sabéis supongo porque habéis leído el post de la esferocitosis el bazo los confunde con células viejas. Por lo que, aunque la malaria no se propague por esos glóbulos rojos, sigue habiendo un problema de anemia hemolítica.



Ya que la médula ósea no es capaz de compensar la pérdida de hematíes.


Por nuestra parte, aunque esta enfermedad se ha cebado con nuestro pequeño. Y aunque seguirá dando el coñazo hasta que no tenga bazo.

Ahora vemos la enfermedad con otros ojos. Las personas que sufrieron esta mutación seguramente sobrevivieron a la malaria. Seguramente muchos no. O los mato la malaria o lentamente una anemia crónica. (Estamos hablando de hace siglos décadas. Cuando no existían transfusiones de sangre ni análisis de sangre ni los avances médicos de los que disponemos actualmente)

Sea cual sea, sobrevivieron los que hoy en día me trajeron a mi marido. El que me ha dado a Superboy.

Por aquí abajo os dejo unos enlaces muy interesantes sobre la relación entre malaria y las anemias hemolíticas que he encontrado.

Misterio de la resistencia a la malaria resuelto

Anemia hemolítica en un niño con malaria tratado con arthemeter

Anemia Hemolítica y Malaria. Relación y causa de estas patologías

Esferocitosis hereditaria: de la biogénesis a la patogénesis














Comentarios