Vacaciones sin hijos

Cerebro de Embarazada; Despistes y olvidos en el Embarazo. ¿Qué me estápasando?



Yo nunca he sido una agenda andante. Aunque recuerdo bien los cumpleaños de las personas más cercanas a mí. Que no todos, la inmensa mayoría de los cumpleaños me lo recuerda el señor Facebook. Sí soy así de lamentable. ¡Pero es que el cerebro humano tiene un límite copón!

Lo que ya pasa de castaño oscuro es mi cerebro en estos momentos. En mi estado actual de embarazada. No es normal ir a guardar ropa a la nevera. O preguntarte porque no tienes tenedor, un tenedor que acabas de soltar en el plato. En serio Ana, cambia de neuronas que vamos fatal.



En mi estado normal algunas veces se me olvidan algunas palabras y para hacerme entender, describo a la persona el acto que hace el objeto en cuestión.


Como ese palo con cepillo que mueves de un lado a otro y te llevas la caca. ¡Escoba eso, eso!

O ese aparato que tenías estás y mueve el aire.
¡Ventilador!


Con el embarazo esto ha empeorado. Para algunas personas, sobre todo amigos que me conocen desde hace mucho tiempo se ríen porque les parece adorable.

Personalmente creo que es un coñazo y que pierdo materia gris con la edad. No sé en qué estado voy a llegar con 70 años.

Para no olvidarme de nada que creo indispensable para esta época de calor me dejo todo en el mueble de la entrada. Llaves, bolso, gafas de sol, crema solar, abanico, sombrero.

Y solo tengo que coger el agua de la nevera bien fresquita para que no me de un mal por la calle. Me pues aún así a pesar de dejarlo todo preparado siempre algo se me olvida. Y dicen que esto es normal.

Ay Dioses; apiádense de nosotras pobres embarazadas.


Os dejo algunos enlaces donde hablan de este tema:

Despistes y torpeza durante el embarazo
El despiste y las torpezas durante el embarazo

¿Qué podemos hacer con estos despistes?



  • Primero que las personas del entorno entiendan, comprendan, empaticen y te ayuden.

Porque bastante mal nos sentimos ya como para que encima nos lo echen en cara o se enfaden.


  • Entendernos nosotras mismas y tener paciencia.

Igual que dicen que es normal (hasta cierto punto) también es pasajero. Pasajero quiere decir que no pasará inmediatamente después del parto porque después de centras tanto en el bebé que el despiste continúa. Eso sí para las cosas que tengan que ver con tu hijo no; para sus tomas, sus horarios,etc, serás un reloj, pero el bebé lo será más.


  • Ponte alarmas en el móvil para lo más importante.


Yo tengo una para despertarme por las mañanas, aunque no la necesito tengo una alarma llamada Superboy

Una alarma cada miércoles y cada domingo para darle el ácido fólico a Superboy.

Otra a las 15 horas para recoger a Superboy.

Y una última para recordarme a las 16 horas que debo tomar la pastilla para la tiroides.

Para otras cosas no necesito el arma, al menos de momento. Como por ejemplo tomar las vitaminas y ahora también el hierro todas las mañanas. Lo he cogido como rutina cada mañana con el desayuno y de momento mi cerebro no me la quiere jugar. Aunque a veces pasado el mediodía me preguntó ¿hoy me he tomado las vitaminas?

¿Te pasa o te ha pasado?

¿Qué despiste has sufrido durante el embarazo?





Comentarios