Vacaciones sin hijos

A veces me olvido de Ti [Conviviendo con una Enfermedad rara]


Hace algunos meses escribí como pensaba que la maternidad podría ser más fácil sin estar en constante atención y vigilancia de una enfermedad.

Y después de dos meses de tener a Supergirl con nosotros puedo decir que…

A pesar de que de momento no ha dado señales de aparecer. A pesar de que la maternidad esta siendo mas “fácil” (lo pongo entre comillas porque siempre surge algo. Algún contra tiempo.)



Casi nunca pienso en ti. En esa enfermedad que a veces nos trae tan preocupados con Superboy. Que nos volvía un poco neuróticos cuando él era bebé.

He tenido suerte, ya que tal como imaginé, está siendo más fácil que con el primero. Miro a mi pequeña y la veo tan blanquita...

Aunque claro, su hermano también tenía momentos de estar muy pálido. Pero es que la vuelvo a mirar y la veo tan blanca y rosita al mismo tiempo… Con un aspecto tan “sano”. Su hermano jamás ha tenido ese tono de piel. Cuando están juntos se nota a simple vista la diferencia de sus pieles. Y solo entonces se me enciende la bombilla de la enfermedad.



Como siempre digo. La gente cree que Superboy es morenito de piel, pero en realidad es amarillo. Hasta él mismo se da cuenta.

En esos momentos juntos pienso “mierda, no estoy pendiente de vigilar los síntomas”. Solo lo hago con Superboy. Y entonces la vuelvo a mirar, veo su piel rosada, sus labios rosados y su pis casi transparente y me vuelvo a relajar.

Y me pregunto, te pregunto, enfermedad de las narices.

¿A ella la vas a dejar vivir en paz?


Si es así, sinceramente te lo agradezco.

Y la bisabuela también lo hará. Ya que al menos por el momento se habrá cumplido su profecía de que esta enfermedad solo se manifiesta en los primogénitos, de los primogénitos. Al menos claro está a lo que en nuestra familia se refiere.

¿Gracias?








Comentarios