Lo que se espera de mí [Soy Bimadre y No llego a todo]



Llevo unas semanas un poco agobiada. Ya comenté algo por insta stories, pero siento que necesito decir más cosas, así que allá va…

Mi agobio viene dado por lo que se espera de mí. Y lo que yo espero de mí en mi propia casa.

Una nueva vida que depende de nosotros, de mí principalmente por ahora, ser madre de dos criaturas ya me ocupa bastante tiempo, pero además he de ser esposa, amiga, ama de mi casa, y cuidarme a mi misma.

Y no llego a todo, porque como digo, al menos por ahora ser madre ocupa la mayor parte de mi tiempo. Estoy agobiada porque siento que al no llegar para todo voy a decepcionar a alguien por olvidarme de él.



El principal olvidado por ahora es mi marido. Los amigos también, pero ellos si no lo entienden no me causa tanto dolor. Me dolería por supuesto, pero no es lo mismo.

Y siento decir que lo necesito. Necesito centrarme en algunas cosas antes. ¿Por qué?

Durante los primeros días del postparto como hubo que ingresar en el hospital a Superboy, me ocupe sola se Supergirl. No me queje, era lo que debía hacer. Antes que cuidarme yo y descansar. La prioridad eran los pequeños. Lo asumí y lo llevé como pude.

Me sentía terriblemente culpable por no poder estar con mi hijo. Cuatro años de ingresos y no había faltado a ninguno. Mi niño me tenía con él siempre. Plena disponibilidad.

Pero esa vez no podía ser y lloré por ello. Pasé un día de mierda llorando a cada momento que estaba sola. Que Supergirl dormía. Las visitas me entretenían y distraían durante su rato conmigo, pero no podían quedarse conmigo eternamente.

Algunos se ofrecieron a quedarse contigo, cosa que agradecí y agradezco, y por la que me negué. Sentía que tenía que ser fuerte. Los mensajes de gente por redes sociales me ayudaban a centrarme en pensar que todo sería pasajero. Que esto solo era una mala racha.



Pero me frustraba mucho no poder estar con mi pequeño. Tener que esperar noticias. Una llamada de su padre para contarme que decían los médicos. Si supieran ya que le estaba provocando la anemia. Ellos decían virus, aunque le hicieron pruebas de bacterias.

Yo sola en casa, sin saber, esperando. Por mi cabeza pasaban toda clase de ideas. ¿Sería algo muy malo? ¿Podría ser una apendicitis? ¿O quizá otra cosa que necesite quirófano?

Tener a tu hijo ingresado, no saber que le pasa y no poder estar a su lado, es una pesadilla. Su padre me mandaba audios de superboy hablando. Y eso me destrozaba aún más el corazón.

Los días después los pase algo mejor al menos solo estaba triste de estar separada de mi hijo, pero feliz de tener a mi hija. Tendrá Supergirl me distraía mucho, pero sin darme cuenta a quedarme sola con la pequeña durmiendo se me saltaban las lágrimas.



Esos días de mi post parto que necesitaba descanso y que cuidaran de mí no lo tuve y no es una queja por suerte me encontraba muy bien y la pequeña súper bien esos días me dejaba dormir bastante así que no acumula demasiado sueño.

Pero aún sin pasar la cuarentena había expectativas hacia mí o al menos yo la sentía y las siento.

¿Debería seguir igual? ¿Yo debería seguir igual? ¿Igual de cansancio? ¿O igual de hacer mis cosas en el tiempo que quiero? ¿Igual en el tiempo para ser esposa, madre y mujer?

No estoy igual siento y veo las cosas horriblemente peor que antes la ropa sucia se acumula el polvo que antes limpiaba una vez por semana para que no se mudará definitivamente a mis muebles llevo desde que nació su primer sin limpiarla o sea casi 2 meses y creo que ya debe de haber una civilización.



La Mónica Geller que había cerrado en una cajita para que no diera la turra con limpiar y ordenar se ha liberado y está más activa que nunca y cuando no puede hacer las cosas porque su perder reclama atención es como es normal se pasa el día dentro de mi mente recordándome aquello que está sucio o desordenado y no puedo ordenar

Siento que vuelvo a ser la mujer obsesiva del orden y la limpieza y me está causando ansiedad y no poder cumplir con ello. Más aún no poder cumplir con todos ser madre esposa y cuidar de mí misma.

Intento no pensar en la limpieza cuando estoy con los peques o mi marido, pero sin querer lo miro algo que quiero limpiar. Estoy intentando no obsesionarme encontrar un equilibrio, pero ahora mismo mi mente solo puede pensar que hallaré el equilibrio y la despreocupación cuando pase la vaporeta por toda la casa.

22/11/18

A casi tres meses de tener a nuestra pequeña Supergirl, estoy aprendiendo a tomarme las cosas con más calma otra vez. Al menos algunas. Sobre el orden y la limpieza sigo más o menos igual. Un poco más relajada. También tener a mi adorado Geoffrey (Rommba) que limpia las pelusas del suelo por mí, ayuda bastante. jeje.

Os dejo un vídeo que grabé para completar este post. Gracias por leer, escuchar y por estar ahí.










Comentarios